Vigorexia

La vigorexia, también conocida como ‘anorexia nerviosa inversa’, es un trastorno caracterizado por la obsesión desmedida por ganar masa muscular y una alteración de la imagen corporal. Básicamente, se trata de querer estar cada vez más musculoso, sin importar las consecuencias negativas que esto pueda acarrear para la salud.
Isabel Jorquera
Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

Índice de contenidos

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

Visita nuestra TIENDA para más recursos

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Causas

La vigorexia puede tener lugar en la mente de las personas por diferentes causas:

1. Influencia sociocultural: Los medios de comunicación, como internet, anuncios, revistas y redes sociales, promueven la idea de que un cuerpo musculoso está asociado con el éxito en diferentes aspectos de la vida, como el trabajo o las relaciones interpersonales. Esta presión social puede llevar a la insatisfacción y a la búsqueda constante de un cuerpo «perfecto».

2. Percepción distorsionada del cuerpo: Las personas con vigorexia suelen tener una preocupación excesiva de que su cuerpo no es lo suficientemente musculoso. Esta dismorfia corporal los impulsa a realizar ejercicio físico excesivo y a seguir dietas muy estrictas para intentar alcanzar un estándar irreal de belleza.

3. Adicción a la actividad física: La necesidad compulsiva de hacer ejercicio constantemente, similar a una adicción, genera malestar y ansiedad cuando no se puede entrenar. Esto puede llevar a descuidar otras áreas importantes de la vida, como el trabajo o las relaciones sociales.

4. Objetivo estético principal: Para las personas con vigorexia, el principal motivo para hacer deporte es lograr un aspecto físico determinado, en lugar de buscar beneficios para la salud o el bienestar general.

Síntomas

1. Obsesión con la actividad física: Las personas con vigorexia sienten la necesidad constante de hacer ejercicio. Si no lo hacen, experimentan malestar y ansiedad.

2. Preocupación por la musculatura: Existe una percepción distorsionada del propio cuerpo, creyendo que no es lo suficientemente musculoso.

3. Descuido de otras áreas de la vida: Se tiende a descuidar responsabilidades laborales, sociales o recreativas debido a la obsesión por el ejercicio y la dieta.

4. Angustia al mostrar el cuerpo: Existe ansiedad al exponer el cuerpo a los demás, lo que lleva a evitar situaciones que impliquen mostrarlo.

5. Uso de sustancias nocivas: Se recurre a sustancias peligrosas, como esteroides o suplementos, para mejorar el rendimiento o la apariencia corporal.

6. Obsesión con el peso: La persona se pesa con frecuencia y experimenta ansiedad si nota cambios en su peso.

Diagnóstico

Para identificar esta obsesión por ganar masa muscular y la distorsión de la imagen corporal, se utilizan diversos criterios que nos ayudan a confirmar su presencia.

En primer lugar, los profesionales suelen evaluar si hay una obsesión excesiva por la actividad física, al punto de generar malestar y ansiedad cuando no se puede realizar ejercicio. También se analiza si la persona tiene una percepción distorsionada de su propio cuerpo, especialmente relacionada con la musculatura.

Otro aspecto clave a considerar es la motivación principal detrás del ejercicio. En el caso de la vigorexia, el objetivo suele ser principalmente estético, con un enfoque marcado en aumentar la masa muscular. Además, se observa si la persona rechaza actividades importantes en su vida por priorizar el entrenamiento y la dieta.

El uso de sustancias para mejorar el rendimiento o la composición corporal también es un indicador importante a tener en cuenta en el diagnóstico de la vigorexia. Esto incluye el abuso de esteroides anabolizantes y otros suplementos nocivos para la salud.

Tratamiento

El tratamiento psicológico es la piedra angular en la recuperación de esta condición. Las terapias cognitivo-conductuales son clave para que el paciente cambie su relación con su cuerpo y adopte hábitos saludables.

Algunas recomendaciones para el tratamiento de la vigorexia incluyen:

1. Informar al paciente sobre el trastorno y sus consecuencias.
2. Realizar un autorregistro de pensamientos, conductas y sentimientos.
3. Trabajar en terapia sobre los pensamientos perjudiciales y adoptar nuevos hábitos saludables.
4. Eliminar la ingesta de sustancias para aumentar la masa muscular y comunicar al paciente las consecuencias.
5. Evitar la obsesión por el peso y pesarse con demasiada frecuencia.

¿Qué puede pasarte si sufres de vigorexia y no te tratas?

Si no se trata la vigorexia, pueden ocurrir una serie de consecuencias negativas tanto a nivel físico como psicológico. Aquí te detallo qué podría suceder:

1. Problemas de salud física: El exceso de ejercicio y la obsesión por aumentar la masa muscular pueden llevar a lesiones musculares, articulares y óseas. Además, el uso de sustancias como esteroides puede causar daños severos en el hígado, riñones y corazón.

2. Trastornos alimentarios: La obsesión por la dieta y la composición corporal puede desencadenar trastornos de la conducta alimentaria como la anorexia o la bulimia. La relación con la comida se ve alterada, generando desequilibrios nutricionales graves.

3. Problemas emocionales: La vigorexia puede provocar ansiedad, depresión, baja autoestima y trastornos de ansiedad. La insatisfacción constante con el cuerpo y la imagen corporal puede afectar seriamente la salud mental.

4. Aislamiento social: La dedicación extrema al ejercicio y la alimentación puede llevar a descuidar las relaciones sociales, laborales y recreativas. El aislamiento y la falta de participación en actividades importantes pueden generar problemas en la vida diaria.

5. Riesgo de adicciones: La obsesión por la actividad física y la búsqueda constante de la imagen ideal pueden llevar a comportamientos adictivos. El uso de sustancias para mejorar el rendimiento o la apariencia física puede convertirse en una adicción peligrosa.

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado
Artículos relacionados:
Valora nuestro trabajo