Úlcera péptica

La úlcera péptica es básicamente una herida abierta en el revestimiento del estómago o del intestino delgado. Esto sucede cuando el revestimiento que protege el estómago de los ácidos se daña, causando inflamación y una úlcera.
Isabel Jorquera
Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

Índice de contenidos

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

Visita nuestra TIENDA para más recursos

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Causas de la úlcera péptica

1. Desequilibrio entre factores agresivos y defensivos: La úlcera péptica se desarrolla cuando hay un desequilibrio entre los factores que dañan la mucosa del estómago y los que la protegen. Esto puede llevar a la formación de lesiones como gastritis, erosiones o úlceras.

2. Presencia de bacteria Helicobacter pylori: Esta bacteria es una de las principales responsables de la aparición de úlceras pépticas. Se cree que infecta el revestimiento del estómago y puede debilitar las defensas naturales de la mucosa.

3. Uso prolongado de antiinflamatorios no esteroides (AINEs): Los medicamentos como el ibuprofeno o la aspirina pueden irritar la mucosa gástrica y aumentar el riesgo de desarrollar úlceras.

4. Consumo excesivo de alcohol y tabaco: Estos hábitos pueden irritar la mucosa gástrica y aumentar la producción de ácido en el estómago, lo que favorece la formación de úlceras.

5. Estrés crónico: Si bien no se sabe con certeza, el estrés prolongado puede influir en la producción de ácido estomacal y en la motilidad intestinal, lo que podría contribuir al desarrollo de úlceras.

Tipos de lesiones asociadas a la úlcera péptica

Las úlceras pépticas pueden tener diferentes tipos de lesiones asociadas que debes conocer para entender mejor esta condición:

1. Gastritis: Es una inflamación del revestimiento del estómago que puede ser causada por la úlcera péptica. Esto puede llevar a síntomas como dolor abdominal y malestar estomacal.

2. Erosión: Se refiere a un desgaste en la mucosa del estómago o intestino delgado, que puede ser una etapa previa a la formación de una úlcera. Puede causar molestias estomacales y sensación de ardor.

3. Úlcera propiamente dicha: Es la lesión abierta en el revestimiento del estómago o intestino delgado que caracteriza a la úlcera péptica. Puede provocar dolor abdominal intenso, especialmente después de las comidas.

4. Perforación: Esta es una complicación grave de la úlcera péptica en la que la lesión llega a perforar la pared del estómago o intestino. Puede causar dolor agudo y requiere atención médica inmediata.

5. Hemorragia: Otra complicación seria de la úlcera péptica, en la que la lesión sangra y puede provocar vómitos con sangre o heces oscuras. Es una emergencia médica que necesita tratamiento urgente.

6. Estenosis pilórica: Esta es una complicación menos común en la que la úlcera causa un estrechamiento en la salida del estómago hacia el intestino delgado, lo que puede dificultar la digestión y causar síntomas como náuseas y vómitos.

Síntomas y signos clínicos de la úlcera péptica

La úlcera péptica es una afección que se caracteriza principalmente por dolor abdominal, siendo el síntoma más común. Este dolor suele manifestarse en el epigastrio, describiéndose como ardor, corrosivo o una sensación de hambre dolorosa.

Es interesante notar que este malestar suele aparecer entre 1 y 3 horas después de las comidas, y puede aliviarse con la ingesta de alimentos o productos alcalinos.

Además del dolor, otros signos que pueden estar presentes incluyen anorexia, pérdida de peso, náuseas y vómitos. En algunos casos, los pacientes pueden experimentar un aumento del apetito, pero esto es menos común.

Es importante destacar que los síntomas de la úlcera péptica pueden variar dependiendo de la localización de la úlcera y la edad del paciente.

Factores agresivos y factores defensivos de la mucosa gastroduodenal

Los factores agresivos y defensivos de la mucosa gastroduodenal son clave para entender cómo prevenir y tratar las úlceras pépticas. Aquí te dejo un resumen de lo que necesitas saber:

Factores agresivos

1. Infección por Helicobacter pylori: Es la principal causa de úlceras duodenales y gástricas. Casi el 90-95% de las úlceras duodenales están relacionadas con esta infección

2. Antiinflamatorios no esteroides (AINE): El uso prolongado de estos medicamentos puede dañar la mucosa y aumentar el riesgo de úlceras.

3. Hipersecreción de ácido: Algunas personas producen demasiado ácido en el estómago, lo que puede erosionar la mucosa.

Factores defensivos

1. Secreción de moco y bicarbonato: Las células de la mucosa producen moco y bicarbonato para protegerse del ácido gástrico.

2. Prostaglandinas: Estas sustancias ayudan a prevenir lesiones en la mucosa.

3. Flujo sanguíneo: Un buen flujo sanguíneo es esencial para mantener la integridad de la mucosa.

Medidas higienicodietéticas para el tratamiento de la úlcera péptica

Algunas recomendaciones clave que puedes seguir para aliviar los síntomas y favorecer la cicatrización de la mucosa gastroduodenal:

1. Evita los alimentos irritantes: Di adiós a las comidas picantes, grasas, frituras y bebidas alcohólicas. Estos alimentos pueden aumentar la producción de ácido gástrico y empeorar la úlcera.

2. Prioriza alimentos suaves: Opta por una dieta blanda y fácil de digerir. Incluye alimentos como purés, sopas, verduras cocidas y carnes magras. Evita las comidas muy condimentadas que puedan irritar la mucosa.

3. Come en porciones pequeñas y frecuentes: Distribuir tus comidas a lo largo del día en pequeñas cantidades puede ayudar a reducir la carga sobre el estómago y evitar la sensación de acidez.

4. Controla el estrés: El estrés puede agravar los síntomas de la úlcera péptica. Prácticas como la meditación, el yoga o simplemente tomarte un tiempo para relajarte pueden ser de gran ayuda.

5. No te saltes comidas: Mantener horarios regulares de alimentación es importante para evitar picos de acidez en el estómago. Intenta no saltarte ninguna comida y procura no cenar muy tarde.

6. Bebe suficiente agua: La hidratación es clave para mantener la mucosa gástrica saludable. Bebe al menos 8 vasos de agua al día para mantener una buena hidratación.

Tratamientos farmacológicos y terapias complementarias

Tratamientos Farmacológicos

1. Fármacos para reducir la acidez: Son fundamentales en el tratamiento de la úlcera péptica, ya que ayudan a equilibrar los niveles de ácido en el estómago. Estos medicamentos son útiles no solo para la úlcera péptica, sino también para otras afecciones como el reflujo gastroesofágico y la gastritis.

2. Cirugía: Aunque en la actualidad se recurre menos a la cirugía debido a los avances en los tratamientos farmacológicos, en algunos casos puede ser necesaria. Las indicaciones para la cirugía incluyen complicaciones como perforación, obstrucción o hemorragia no controlada.

Terapias Complementarias

1. Hábitos de vida saludables: Dejar de fumar y reducir o eliminar el consumo de alcohol son medidas importantes para ayudar en el tratamiento de la úlcera péptica.

2. Alimentación: Aunque no está comprobado que modificar la dieta acelere la curación de la úlcera, muchos médicos recomiendan eliminar aquellos alimentos que causan molestias al paciente.

3. Medidas higienicodietéticas: Mantener una dieta equilibrada y saludable, evitar alimentos irritantes y consumir comidas pequeñas y frecuentes pueden contribuir a mejorar la salud gastrointestinal.

Prevención de la úlcera péptica

1. Evitar alimentos irritantes: Algunos alimentos pueden aumentar la producción de ácido en el estómago y empeorar las úlceras. Evita comidas picantes, frituras, alimentos ácidos y bebidas con cafeína.

2. Mantener una dieta equilibrada: Consumir alimentos ricos en fibra, frutas, verduras y proteínas magras puede ayudar a mantener la salud de la mucosa gástrica.

3. Controlar el estrés: El estrés puede desencadenar o empeorar las úlceras pépticas. Practicar técnicas de relajación como yoga, meditación o ejercicios de respiración puede ser beneficioso.

4. Evitar el tabaco y el alcohol: El tabaco y el alcohol pueden irritar la mucosa gástrica y aumentar el riesgo de úlceras. Reducir o eliminar su consumo puede ser clave en la prevención.

5. Tomar medicamentos con precaución: Algunos medicamentos como los antiinflamatorios no esteroides (AINEs) pueden dañar la mucosa gástrica. Si es necesario su uso, siempre bajo supervisión médica y con medidas de protección gástrica.

Ejemplo de menú para personas con una úlcera péptica

Desayuno:
– Un tazón de avena cocida con plátano en rodajas
– Una taza de leche descremada
– Una rebanada de pan integral con mantequilla de almendra

Almuerzo:
– Ensalada de espinacas con pechuga de pollo a la parrilla
– Una porción de arroz integral
– Una manzana como postre

Merienda:
– Yogur natural sin azúcar
– Un puñado de nueces

Cena:
– Pescado al horno con limón y hierbas
– Puré de papas
– Espárragos a la parrilla

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado
Artículos relacionados:
Valora nuestro trabajo