El trastorno por atracón: síntomas y tratamiento.

Isabel Jorquera
Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

El trastorno por atracón se está convirtiendo en un problema habitual en la población. ¿Cuántas veces te ha entrado un hambre voraz por las noches y te has atiborrado a comida basura?

Todo el mundo alguna vez se ha sobrepasado y ha comido de más en una fiesta, una boda o un cumpleaños de un amigo. El sabio refranero español nos recuerda que «una vez al año no hace daño», por lo que no tendrás que preocuparte si alguna vez te sobrepasas un poco.

Sin embargo, si esto se vuelve habitual , sientes un apetito insaciable y no puedes parar de comer puede que estés desarrollando el trastorno por atracón. Luego de comer ingentes cantidades de comida puede que te sientas avergonzado y te prometerás a ti mismo no volver a hacerlo.

Si el trastorno por atracón se está convirtiendo en un problema para tu vida, no te preocupes en este artículo te contaremos cómo acabar con él y aprenderás a tener una mejor relación con la comida.

Índice de contenidos

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

Visita nuestra TIENDA para más recursos

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

1. ¿Qué es un transtorno alimenticio?​

El trastorno por atracón entra dentro de la categorías de los trastornos alimenticios. Pero, ¿qué es exactamente un trastorno alimenticio?

Un trastorno alimenticio está reconocido como una enfermedad grave caracterizada por una o varias alteraciones graves de la conducta alimentaria de un sujeto. Estos trastornos afectan a la salud mental y física del sujeto.

El sujeto puede desarrollar una excesiva preocupación por su estado físico y apariencia que le lleven a tener hábitos compulsivos que acaben derivando a un trastorno alimenticio.

Estos trastornos pueden afectar a cualquier tipo de persona, independientemente de su sexo, raza y/o edad. Según los últimos estudios estas enfermedades pueden estar motivadas por una combinación de factores genéticos, conductuales, psicológicos y sociales.

Todos los trastornos alimenticios pueden ser tratados y eliminados completamente. Para ello se recomienda la acción conjunta entre médicos, nutricionistas y psicólogos.

1.1 Tipos de trastornos alimenticios​

Estos trastornos cada vez están más desarrollados en la población debido al incremento de hábitos alimentarios negativos y a la exigente presión social incentivada por las redes sociales.

Los adolescentes y adultos jóvenes son la población de riesgo que se debe proteger debido a que son los más expuestos a estos riesgos.

Estos son los 4 tipos de trastornos alimenticios más destacados:

1.1.1 Anorexia nerviosa​

La anorexia nerviosa es una enfermedad donde el propio individuo evita comer y restringe los alimentos de una manera severa. El sujeto tiene una imagen distorsionada de su peso y composición corporal por lo que deja de comer o solo come cantidades muy pequeñas de determinados alimentos.

Esta enfermedad tiene una tasa de mortalidad muy elevada, por lo que debe ser tratada con la mayor rapidez y eficacia posible.

1.1.2 Bulimia nerviosa​​

La bulimia nerviosa es una afección en la que los sujetos que la sufren tienen episodios recurrentes de atracones de comida inusualmente grandes.

Los individuos sienten una pérdida de control sobre ellos mismos cuando sufren estos episodios. Después de ingerir estas grandes cantidades de comida, las personas que sufren de bulimia nerviosa, tratan de compensarlo con lo siguientes comportamientos negativos para su salud: ejercicio excesivo, provocación propia del vómito, uso excesivo de laxantes o la combinación de todos.

Las personas con bulimia nerviosa son capaces de mantener un peso saludable por lo que puede ser difícil identificar si una persona padece o no de bulimia.

1.1.3 Trastorno por atracón​​

El trastorno por atracón es una enfermedad parecida a la bulimia nerviosa. Los individuos que sufren de trastorno por atracón desarrollan una pérdida de control por lo que están comiendo y esto desemboca en episodios recurrentes de ingerir cantidades excesivas de comida.

A diferencia de la bulimia nerviosa, las personas que sufren de trastorno por atracón, tras tener estos episodios, no realizan purgas o ejercicio excesivo, por lo que suelen sufrir de sobrepeso.

1.1.4 Trastorno por evitación​

En el trastorno por evitación las personas restringen la ingesta de calorías y alimentos. A diferencia de la bulimia, la persona que sufre el trastorno por evitación no tiene una imagen distorsionada sobre su propio cuerpo.

Este trastorno suelen sufrirlos los niños por lo que hay que tener cuidado porque puede hacer que no ingieran las suficientes calorías para poder crecer y desarrollarse completamente.

2. ¿Qué es el trastorno por atracón? Síntomas y causas​

El trastorno por atracón, como hemos comentado antes, se trata de una afección caracterizada por episodios recurrentes de ingestas de cantidades ingentes de comida.

Normalmente, la comida que ingieren las personas que padecen esta enfermedad suele ser comida ultraprocesada y mala para la salud. Estos atracones hacen que el organismo sufra de problemas como subidas de niveles de azúcar repentinas y digestiones muy pesadas.

Las personas que sufren de esta enfermedad desarrollan una mala relación con la comida y sufren de un apetito insaciable que hace que no puedan parar de comer cuando sufren estos episodios.

Cabe destacar que no se realiza ningún tipo de ‘purga’, ayuno o ejercicio intensivo cómo castigo para paliar los efectos de la comida excesiva como sí sucede en la bulimia nerviosa. Sin embargo, no todas las personas que padecen del trastorno por atracón tienen un peso excesivo o sobrepeso.

2.1 Síntomas del trastorno por atracón​

El trastorno por atracón presenta los siguientes síntomas conductuales y emocionales:

– Realizar una ingesta muy grande de comida en intervalos de tiempo muy pequeños ( entre media hora y 2 horas).
– No sentir tener el control de tu conducta alimenticia.
– Seguir comiendo aún estando saciado.
– Ingerir los alimentos muy rápido.
– Realizar estas ingestas exacerbadas de comida a escondidas o solo.
– Sentirte emocionalmente inestable a causa de estos atracones de comida.
– Tratar de hacer dietas con frecuencia para evitar estos atracones.
– Esconder estos atracones y conductas a tus seres queridos.

2.2 Causas del trastorno por atracón​

No existe una causa única por la que una persona sufre del trastorno por atracón. Existen una serie de factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecer esta enfermedad. Estos son los factores de riesgo principales del trastorno por atracón:

– Sexo: Según los estudios las mujeres padecen mayoritariamente este trastorno por atracón. Esto se puede ver influido por la presión que sufren las mujeres sobre su físico y composición corporal.
– Edad: Aunque pueda sufrirlo cualquier persona a cualquier edad, el trastorno por atracón es más usual en adolescentes entorno a los 19 años de edad.
– Dieta: Las personas que realizan dietas constantemente pueden sentir la necesidad de comer en exceso a causa de la restricción calórica a la que se enfrentan constantemente.
– Problemas psicológicos: Muchas personas tratan de paliar o mejorar sus problemas diarios con estos atracones. De esta forma buscan confort y sentirse bien gracias a la comida. A causa de esto desarrollan este tipo de desordenes alimenticios y crean una mala relación con la comida.
– Antecedentes familiares: Está comprobado que la genética es un factor fundamental en el desarrollo del trastorno por atracón. Por lo que si tus hermanos o tus padres sufren de esta enfermedad, es mucho más probable que tu también la padezcas.

3. Tratamiento y prevención del trastorno por atracón​

Para realizar un correcto tratamiento del trastorno por atracón, se tiene que tener como objetivo reducir la ansiedad que provocan estos atracones, reducir el número de atracones y lograr realizar unos hábitos saludables y correctos con la comida.

Estos atracones están muy ligados a una imagen deteriorada y a unas emociones negativas, por lo que la ayuda psicológica es fundamental para conseguir tratar el trastorno por atracón. Existen 3 tipos o formas fundamentales para tratar esta enfermedad:

3.1 Terapia psicológica​

La ayuda psicológica es fundamental para tratar esta enfermedad. Esto es debido a que una de las causas y consecuencias de los atracones se basa en cómo se siente el individuo y las emociones negativas asociadas.

– Terapia cognitivo-conductual: Terapia especializada en afrontar mejor los problemas y los sentimientos negativos relacionados con tu cuerpo y emociones.
– Terapia dialéctica conductual: Terapia especializada en ayudarte a tolerar la ansiedad y el estrés y a regular tus emociones.
– Terapia interpersonal: Terapia especializada en mejorar las relaciones con otras personas.

3.2 Programas de pérdida de peso

La ayuda de un nutricionista profesional para la pérdida de peso es un paso fundamental para erradicar esta enfermedad. Sin embargo hay que tener en cuenta que no se recomienda empezar con un programa de reducción de peso hasta que no se hayan conseguido contener y eliminar los atracones porque las dietas y restricciones calóricas pueden provocar más de estos atracones.

Por lo tanto cuando se haya conseguido remitir y eliminar los atracones, te recomendamos que contactes con un nutricionista para cumplir con los requerimientos nutricionales y no volver a recaer en este trastorno

3.3 Prevención del trastorno por atracón

No existe una forma única y segura de prevenir este trastorno. Sin embargo si tienes hijos o estás preocupado por familiares cercanos y no quieres que desarrollen este tipo de desorden alimenticio, te recomendamos que lleves a cabo las siguientes pautas:

– Refuerza una imagen corporal saludable y sana.
– Fomenta una buena relación con la comida.
– Presta atención a la persona que quieres ayudar.

4. ¿Cómo ayudar a una persona que padece algún desorden alimenticio?​​

Los desórdenes alimenticios son un tema complicado de tratar y puede llegar a ser muy difícil detectar a una persona que padece de uno de ellos.

Para poder detectar si una persona o no padece de un trastorno alimenticio tendremos que fijarnos en los síntomas de cada uno de ellos y observar muy bien cómo está actuando.

Hay que tener en cuenta que este tipo de trastornos y enfermedades están estrechamente relacionados con problemas psicológicos e incluso lo acompañan otro síndromes y afecciones. Por lo que para ayudar a una persona que sufre de estos trastornos, tendremos que tener en cuenta que esta persona será reacia a pedir ayuda, mostrarnos sus problemas e incluso puede que trate de esconder sus desórdenes alimenticios.

Aquí tienes los consejos que te dejamos para ayudar a una persona con un desorden alimenticio:

– Ofrécele tu apoyo y escúchala: Trata de hacer que la persona que tiene el problema se sienta escuchada y muéstrale que estás para lo que necesite. Cuando ella se sienta cómoda, tienes que estar preparado para ayudarla.
– Ofrécete para acompañarla a un profesional: Un profesional de la psicología o de la salud será el más indicado para poder solucionar su problema. Trata de acompañarla y motivarla a que vaya a un especialista.
– Ten paciencia: Los desórdenes alimenticios son un problema de cada sujeto. Algunas personas pueden tratarlo rápido y otras personas tratarán de escondértelo. Por lo que tienes que mostrarle que estás ahí y esperar a que sea ella misma la que te pida ayuda. En casos extremos, contacta con un profesional.
– Trata de ser empático: Trata de ponerte en su piel, no tengas malas relaciones con la comida delante de la persona ni tengas atracones de comida basura. Tienes que conseguir que tenga el entorno más saludable posible.

5. Enlaces de interés​

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado
Artículos relacionados:
Valora nuestro trabajo