Quesos para incluir en tu dieta

¿Eres amante del queso pero estás preocupado por su impacto en tu dieta? No te preocupes, en este artículo te voy a mostrar los mejores quesos que puedes comer sin sentirte culpable. Sigue leyendo.
Isabel Jorquera
Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

Índice de contenidos

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

Visita nuestra TIENDA para más recursos

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

1. Quesos frescos

1 14

Los mejores quesos frescos que puedes incluir en tu dieta son el requesón y el mozzarella.

1.1 Requesón

El requesón es un queso fresco que se obtiene a partir del suero de la leche. Tiene una textura suave y granulosa que, combinada con su sabor suave y ligeramente ácido, lo convierte en un auténtico placer para el paladar. Pero lo mejor de todo es su valor nutricional.

El requesón es bajo en calorías y grasas, pero rico en proteínas de alta calidad. Esto significa que te ayudará a sentirte saciado y a mantener tus músculos saludables. Además, es una excelente fuente de calcio y vitaminas, lo que lo convierte en un aliado para fortalecer tus huesos y mejorar tu sistema digestivo.

1.2 Mozzarella

La mozzarella es famosa por su uso en la pizza, pero ¿sabías que también es un queso fresco y saludable? Este queso de origen italiano se caracteriza por su textura suave y elástica, así como por su sabor delicado y ligeramente salado.

Además de aportar un toque de frescura a tus platos, la mozzarella es una excelente fuente de proteínas y calcio. También es baja en calorías, lo que la convierte en una opción ideal para aquellos que están buscando perder peso. Puedes disfrutarla en ensaladas, sandwiches o incluso como snack entre comidas.

1.3 Queso fresco

El queso fresco es la opción perfecta cuando necesitas un chute de proteínas después de tu entrenamiento. Es bajo en grasas y calorías, pero alto en proteínas de calidad. Esto significa que te ayudará a recuperar tus músculos de manera eficiente y te mantendrá saciado durante más tiempo.

El queso fresco es apto para todo tipo de dietas, incluso las que están en déficit calórico. Puedes disfrutarlo solo, añadirlo a tus ensaladas o combinarlo con frutas, frutos secos o semillas para darle un toque extra de sabor y nutrientes.

2. Quesos bajos en grasa y altos en proteínas

Los mejores quesos bajos en grasa son el queso batido y el queso feta puesto que también tienen altos índices proteicos.

2.1 Queso batido

Este queso suave y cremoso es bajo en grasas y calorías, lo que lo convierte en una opción perfecta para aquellos que están tratando de perder peso o mantenerse en forma. Además, el queso batido es una excelente fuente de proteínas, lo que significa que te ayudará a mantener esos músculos tonificados y fuertes.

El queso batido también es rico en calcio, lo que fortalece tus huesos y ayuda a prevenir enfermedades como la osteoporosis. Y por si fuera poco, este maravilloso queso también es rico en otros nutrientes esenciales como vitaminas B y potasio.

2.2 Queso feta

El queso feta es un queso fresco y suave que se caracteriza por su sabor salado y ligeramente ácido. Este queso es rico en proteínas, lo que te ayudará a sentirte satisfecho y mantener tus músculos en forma. Además, el queso feta es bajo en calorías, lo que lo convierte en una opción perfecta para aquellos que están tratando de perder peso.

3. Quesos para consumo ocasional

2 13

3.1 Queso cheddar

Este queso envejecido y deliciosamente cremoso es perfecto para aquellos momentos en los que quieres darte un capricho sin sentirte culpable. Además de su sabor intenso y su textura suave, el cheddar envejecido es bajo en lactosa, lo que lo convierte en una excelente opción para aquellos que siguen una dieta sin lactosa.

3.2 Queso parmesano

El queso parmesano es conocido por su sabor intenso y su textura granulada, que lo convierten en el complemento perfecto para tus platos favoritos. Aunque se recomienda consumirlo de forma ocasional, el queso parmesano tiene algunos beneficios nutricionales que vale la pena mencionar.

Este queso es muy rico en proteínas y calcio, dos nutrientes esenciales para mantener nuestros huesos fuertes y sanos. Además, el queso parmesano también es una buena fuente de vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado
Artículos relacionados: