Problemas digestivos por estrés y ansiedad

La conexión entre el estrés, la ansiedad y los problemas digestivos es más fuerte de lo que podríamos imaginar. ¿Sabías que hasta el 74% de la población mundial ha experimentado situaciones de estrés tan fuertes que los han superado?
Isabel Jorquera
Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

Índice de contenidos

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

Visita nuestra TIENDA para más recursos

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Relación entre el cerebro y el sistema digestivo

La relación entre el cerebro y el sistema digestivo es fundamental para nuestra salud en general. ¿Sabías que hay más neuronas en el sistema nervioso entérico (SNE) que en toda la médula espinal? Este sistema, también conocido como nuestro «segundo cerebro», desempeña un papel crucial en la modulación de la actividad digestiva.

El estrés crónico puede causar una serie de problemas digestivos como diarrea, estreñimiento y molestias estomacales. Esto se debe a que el sistema nervioso autónomo, a través del SNE, está constantemente en comunicación con nuestro cerebro y puede influir en cómo funcionan nuestros intestinos.

Estrés, ansiedad y trastornos asociados

La respuesta fisiológica normal al estrés es una reacción natural de tu cuerpo para protegerte de posibles amenazas. Antiguamente, esta respuesta era útil para enfrentar a depredadores y otros peligros, pero en la actualidad, el estrés se presenta en situaciones cotidianas como el trabajo, las facturas o la familia.

El estrés crónico, que se mantiene en el tiempo sin un estresor claro, puede desencadenar trastornos como el trastorno de ansiedad generalizado (TAG), el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y el trastorno de pánico.

Estos trastornos afectan a casi todos los órganos y sistemas del cuerpo, provocando síntomas como diarrea, estreñimiento, mala memoria, dolores frecuentes, cambios de peso y problemas sexuales.

Problemas digestivos relacionados con el estrés y la ansiedad

Ya tienes una idea de que el estrés puede causar estragos en nuestro sistema digestivo.

Por ejemplo, el dolor abdominal es una queja común cuando estamos bajo presión. La acidez estomacal, ese ardor desagradable en la parte superior del abdomen, también puede ser desencadenado por el estrés.

La gastritis y las úlceras son afecciones más serias que pueden desarrollarse debido al estrés crónico, dañando el revestimiento del estómago e intestino. También se dan casos en el que el intestino funciona de manera irregular con diarrea o estreñimiento.

Sensibilidad física en niños ante el estrés y la ansiedad

Cuando los pequeños se enfrentan a situaciones estresantes, como el primer día de escuela o una prueba importante, suelen manifestar síntomas físicos, como dolor de estómago o malestar gastrointestinal. Esto se debe a que los niños tienen una sensibilidad física mayor que los adultos.

Consejos para mejorar y prevenir problemas estomacales

1. Manejo del estrés a través de técnicas de relajación

El estrés puede causar estragos en nuestro sistema digestivo, provocando desde acidez estomacal hasta úlceras. Para contrarrestar este efecto negativo, es crucial implementar técnicas de relajación. La meditación, el yoga y la respiración profunda son excelentes herramientas para reducir el estrés y proteger nuestra salud digestiva.

2. Importancia de una alimentación saludable en la prevención de problemas digestivos

Una dieta equilibrada y nutritiva es clave para mantener nuestro sistema digestivo en óptimas condiciones. Opta por alimentos naturales y nutritivos como frutas, verduras, granos integrales, proteínas magras y grasas saludables. Evita los alimentos procesados, fritos y grasos, ya que pueden agravar los síntomas digestivos. Además, es fundamental mantener porciones controladas y masticar bien los alimentos para facilitar la digestión.

3. Incluye probióticos en tu dieta

Los probióticos, presentes en alimentos como el yogur, el kéfir y el chucrut, son aliados poderosos para la salud digestiva. Estas bacterias beneficiosas ayudan a restablecer el equilibrio en el intestino y mejoran la digestión. Considera incluir regularmente alimentos ricos en probióticos en tu dieta para fortalecer tu sistema digestivo.

4. Evita el exceso de cafeína y alcoho

La cafeína y el alcohol pueden exacerbar los problemas estomacales relacionados con el estrés. Por lo tanto, es importante moderar su consumo para proteger tu salud digestiva. Opta por alternativas más saludables como infusiones sin cafeína y bebidas no alcohólicas para mantener tu sistema digestivo en equilibrio.

5. Busca apoyo y establece límites saludables

No subestimes el poder de buscar ayuda profesional cuando experimentes problemas digestivos persistentes. Además, aprender a establecer límites saludables en tu vida diaria es fundamental para reducir el estrés y cuidar tu sistema digestivo. Aprende a decir «no» cuando sea necesario y prioriza tu bienestar emocional y físico.
2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado
Artículos relacionados:
Valora nuestro trabajo