Hemorragia gastrointestinal

La hemorragia gastrointestinal se refiere al sangrado en el tracto digestivo, que incluye el esófago, el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso.
Isabel Jorquera
Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

Índice de contenidos

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

Visita nuestra TIENDA para más recursos

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Causas

La hemorragia gastrointestinal puede tener diversas causas, entre las más comunes se encuentran:

1. Enfermedad diverticular: se refiere al desarrollo de bolsas abultadas en el tracto digestivo, conocido como diverticulosis. Cuando estas bolsas se inflaman o infectan, se llama diverticulitis.

2. Enfermedad inflamatoria intestinal: incluye la colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn, que causan inflamación y llagas en el colon y el tracto digestivo.

3. Proctitis: inflamación del revestimiento del recto que puede provocar sangrado rectal.

4. Tumores: tanto no cancerosos como cancerosos en el esófago, estómago, colon o recto pueden debilitar el revestimiento y causar sangrado.

Síntomas

Algunas señales que podrían indicar la presencia de una hemorragia en el tracto digestivo son:

1. Sangre en las heces: Uno de los signos más evidentes de hemorragia gastrointestinal es la presencia de sangre en las heces. Esta sangre puede manifestarse de diferentes formas, desde un color rojo brillante hasta un tono negro o alquitranado.

2. Vómito con sangre: Si notas sangre en el vómito, es una señal clara de que algo no está bien en tu sistema digestivo. Esta es una señal de que la hemorragia puede estar ocurriendo en una parte superior del tracto gastrointestinal.

3. Fatiga y debilidad: La pérdida de sangre debido a una hemorragia gastrointestinal puede causar fatiga y debilidad, ya que el cuerpo no está recibiendo suficiente oxígeno para funcionar correctamente.

4. Mareos y desmayos: La falta de sangre puede llevar a una disminución en la presión arterial, lo que a su vez puede causar mareos y desmayos.

5. Dolor abdominal: Dependiendo de la causa de la hemorragia, es posible que experimentes dolor abdominal, que puede variar en intensidad y ubicación.

6. Heces de color negro: Las heces de color negro pueden indicar la presencia de sangre digerida en el tracto digestivo, lo que suele ser un signo de hemorragia en el estómago o en la parte superior del intestino delgado.

Diagnóstico

El diagnóstico de la hemorragia gastrointestinal es crucial para identificar la causa subyacente y proporcionar un tratamiento adecuado.

Una de las pruebas más comunes utilizadas es la endoscopía, un procedimiento en el que se introduce un instrumento flexible a través de la boca o el recto para visualizar el interior de las vías intestinales.

En el caso específico de la hemorragia gastrointestinal, se puede realizar una colonoscopía, que se enfoca en analizar el intestino grueso. Este procedimiento permite a los médicos detectar posibles problemas como úlceras, inflamación, pólipos o incluso cáncer en el colon, estómago o esófago.

Además de la endoscopía, existen otros métodos de diagnóstico que pueden ser utilizados, como pruebas de laboratorio para analizar muestras de sangre en busca de signos de hemorragia interna, estudios de imagen como la tomografía computarizada o resonancia magnética, y en algunos casos, la angiografía, que consiste en inyectar un tinte en los vasos sanguíneos para identificar la fuente del sangrado.

Tratamiento

Algunos de los tratamientos comunes utilizados para casos de hemorragia gastrointestinal son:

  • Medicamentos: Dependiendo de la causa subyacente de la hemorragia, pueden recetarse medicamentos para controlar la inflamación, reducir el ácido estomacal o tratar infecciones que podrían estar contribuyendo al sangrado.
  • Cirugía: En casos más graves o cuando otras opciones de tratamiento no son efectivas, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para reparar daños en el tracto gastrointestinal.
  • Transfusión de sangre: Si se produce una pérdida significativa de sangre, puede ser necesario realizar una transfusión para reponer los glóbulos rojos y restaurar los niveles de hemoglobina.
  • Cambios en la dieta: Una vez que se haya identificado y tratado la causa de la hemorragia, es importante adoptar una dieta que promueva la curación y la salud gastrointestinal. Esto puede incluir alimentos ricos en fibra, probióticos y nutrientes esenciales.

Alimentación

Cuando sufres de hemorragia gastrointestinal, es crucial prestar atención a tu alimentación para favorecer la recuperación y evitar empeorar la situación. A continuación, te dejo algunas recomendaciones nutricionales:

Alimentos a incluir en tu dieta

1. Alimentos ricos en hierro: como carnes magras, espinacas, legumbres y frutos secos, para ayudar a reponer los niveles de hierro perdidos debido a la hemorragia.

2. Alimentos ricos en vitamina C: como cítricos, kiwi, fresas y pimientos, ya que esta vitamina favorece la absorción del hierro.

3. Alimentos blandos y fáciles de digerir: como purés de verduras, arroz blanco, pollo hervido y pescado al horno, para no ejercer presión sobre el sistema digestivo.

4. Alimentos ricos en fibra soluble: como avena, plátanos, manzanas y zanahorias cocidas, que ayudan a regular el tránsito intestinal sin irritar el sistema digestivo.

Alimentos a evitar

1. Alcohol: El consumo de bebidas alcohólicas puede empeorar la hemorragia gastrointestinal y retrasar la recuperación.

2. Alimentos picantes y condimentados: Pueden irritar el revestimiento del tracto gastrointestinal y causar molestias.

3. Alimentos grasos: Evita frituras, comidas rápidas y alimentos altos en grasas, ya que pueden ser difíciles de digerir y empeorar la situación.

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Valora nuestro trabajo