Drunkorexia

La Drunkorexia es un trastorno alimenticio peligroso que combina la anorexia con el alcoholismo. En lugar de ingerir alimentos, las personas afectadas optan por consumir grandes cantidades de alcohol para evitar las calorías de las comidas.

Este comportamiento, cada vez más común entre los jóvenes, puede llevar a graves problemas físicos y mentales.

Isabel Jorquera
Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

Índice de contenidos

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

Visita nuestra TIENDA para más recursos

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Causas

Algunas de las posibles causas de la drunkorexia son:

1. Presión Social: La influencia del entorno social, especialmente en jóvenes, puede llevar a adoptar conductas extremas para encajar o ser aceptado por un grupo.

2. Baja Autoestima: Sentimientos de inadecuación y baja autoestima pueden impulsar a las personas a buscar formas poco saludables de controlar su peso y apariencia física.

3. Miedo al Control: El miedo a perder el control, ya sea sobre el peso o las emociones, puede llevar a recurrir a la restricción de alimentos y al consumo de alcohol como forma de mantener cierto dominio.

4. Normas de Belleza Irreales: La presión por cumplir con estándares de belleza poco realistas puede motivar a algunas personas a recurrir a prácticas extremas como la Drunkorexia para controlar su peso.

5. Problemas de Salud Mental: La depresión, la ansiedad u otros trastornos mentales pueden jugar un papel importante en el desarrollo de la Drunkorexia como mecanismo de afrontamiento.

6. Falta de Educación sobre Nutrición y Salud: La falta de información adecuada sobre nutrición y salud mental puede llevar a adoptar comportamientos perjudiciales en un intento de controlar el peso.

7. Deseo de Riesgo o Emoción: Algunas personas pueden verse atraídas por el riesgo y la emoción de combinar la restricción alimenticia con el consumo de alcohol, creando un ciclo peligroso.

Síntomas

Los síntomas de la drunkorexia se pueden manifestar de diferentes formas:

1. Preocupación excesiva por el aumento de peso y la imagen corporal.
2. Viajes frecuentes al baño después de las comidas para provocarse el vómito.
3. Participar en dietas extremas y regímenes de ejercicio excesivos.
4. Uso de laxantes o diuréticos para bajar de peso.
5. Comer cantidades excesivas de comida, seguidas de sentimientos de culpa.
6. Baja autoestima y depresión.
7. Habilidades de afrontamiento pobres.
8. Sentimientos inadecuados de ser aceptado.
9. Miedo a perder el control.

Diagnóstico

El tratamiento de la drunkorexia generalmente requiere la colaboración de un equipo multidisciplinario que incluya a un psicólogo, psiquiatra y nutricionista.

Es fundamental que el paciente comprenda el daño que se está causando y acepte su cuerpo como es. La terapia psicológica especializada desempeña un papel crucial en el proceso de recuperación.

Tratamiento

El tratamiento de la drunkorexia se centra en la prevención, la intervención psicológica y la normalización de la percepción de la imagen corporal y la autoestima. Es importante trabajar en la dependencia hacia el alcohol y en los hábitos alimenticios desordenados.

Además, se deben abordar las emociones, los pensamientos negativos y los comportamientos de riesgo asociados a este trastorno. Se pueden implementar estrategias para mejorar la autoestima, la capacidad de afrontamiento y la relación con la comida y el alcohol.

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado
Artículos relacionados:
Valora nuestro trabajo