Dieta para disfagia

La disfagia es un trastorno que dificulta la deglución de alimentos y líquidos, afectando la calidad de vida de quienes lo padecen. En estos casos, una dieta adecuada es fundamental para mantener una correcta alimentación y evitar complicaciones.
Isabel Jorquera
Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

Índice de contenidos

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

Visita nuestra TIENDA para más recursos

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Objetivos de la dieta

Los principales objetivos que se buscan alcanzar con esta dieta:

1. Mantener un buen estado nutricional: La desnutrición es común en pacientes con disfagia, por lo que es crucial asegurar una ingesta adecuada para mantener o alcanzar el peso adecuado del paciente.

2. Facilitar la deglución: Mediante maniobras dietéticas adaptadas a la capacidad individual de masticar y deglutir, se busca mejorar la capacidad de tragar de manera segura y efectiva.

3. Asegurar una correcta hidratación: La hidratación es esencial para la salud en general, por lo que se debe garantizar que los pacientes con disfagia reciban la cantidad adecuada de líquidos.

4. Prevenir problemas asociados: Se busca disminuir o evitar complicaciones frecuentes como el atragantamiento y la aspiración, que pueden ser peligrosos para la salud del paciente.

5. Satisfacción del paciente: Es importante que la hora de comer sea agradable y que se mantenga la alimentación oral el mayor tiempo posible, permitiendo que los pacientes disfruten de sus comidas a pesar de las dificultades de la disfagia.

Variantes de una dieta para personas con disfagia

– Sin azúcares solubles: El exceso de azúcares puede comprometer la salud metabólica y aumentar el riesgo de complicaciones. En este caso, se pueden utilizar edulcorantes naturales o alternativas bajas en azúcar para endulzar los alimentos, siempre consultando con un profesional de la salud.

– Sin sal: Es fundamental tener en cuenta que la sal puede dificultar la deglución y aumentar el riesgo de aspiración. Por lo tanto, se deben buscar alternativas para sazonar los alimentos, como hierbas frescas, especias sin sal o condimentos naturales.

¿Cómo debe ser una dieta para personas con disfagia?

La clave de una dieta para disfagia radica en adaptar la textura y consistencia de los alimentos, ya sean líquidos o sólidos, a las necesidades individuales de cada paciente. Es importante mantener un equilibrio nutricional y garantizar una hidratación adecuada para prevenir riesgos de atragantamiento o aspiración.

Desde la elección de los alimentos hasta la forma de prepararlos, cada detalle cuenta en la elaboración de un menú para personas con disfagia. Es fundamental personalizar la dieta según el tipo y grado de disfagia, tolerancia a las texturas alimentarias y necesidades nutricionales de cada individuo.

¿Qué puedes comer?

En cuanto a los alimentos permitidos, aquí tienes algunas opciones en diferentes texturas:

– Cereales: en forma de cremas, purés o papillas.
– Legumbres: en cremas o purés.
– Huevos: en tortilla, revueltos, fritos o cocidos.
– Pescados: sin espinas ni piel, cocidos y acompañados de salsas como la mayonesa.
– Carnes: Albóndigas, hamburguesas, acompañadas de salsas.
– Verduras: cocidas y en puré.

¿Qué alimentos debes evitar?

Los alimentos que deberías evitar si sufres de disfagia son:

1. Alimentos pegajosos: Evita aquellos alimentos que puedan quedarse pegados en la garganta y dificultar la deglución, como caramelos o mantequilla de cacahuate.

2. Alimentos con piel o semillas: Las frutas como uvas, fresas o tomates con piel, así como pan con semillas, pueden causar obstrucciones al tragar.

3. Alimentos fibrosos: Evita alimentos con mucha fibra que puedan resultar difíciles de masticar y tragar, como el apio o las palomitas de maíz.

4. Alimentos crujientes: Evita alimentos crujientes que puedan ser difíciles de tragar, como galletas o snacks crujientes.

5. Alimentos con doble textura: Evita alimentos que tengan una combinación de texturas, como helados con trozos de fruta o sopas con trozos de verduras.

6. Alimentos que desprendan agua al morder: Evita alimentos que al morder puedan soltar líquido de manera repentina, como frutas muy jugosas o alimentos con salsas líquidas.

Ejemplo de menú para personas con disfagia

Desayuno:
– Crema de cereales suaves.
– Café con leche espeso.
– Galletas blandas.

Almuerzo:
– Puré de legumbres.
– Tortilla de huevos suave.
– Pescado sin espinas con salsa suave.
– Puré de verduras.

Merienda:
– Leche espesa.
– Bollería simple.
– Pan suave.

Cena:
– Carne picada jugosa.
– Puré de verduras.
– Puré de frutas de postre.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo desaparece la disfagia?

En muchos casos, la disfagia es crónica y puede requerir adaptaciones permanentes en la alimentación para garantizar la seguridad y la nutrición del paciente.

La buena noticia es que, en algunos casos, la disfagia puede desaparecer. Esto puede ocurrir cuando la causa subyacente de la disfagia se trata con éxito. Por ejemplo, si la disfagia fue causada por una inflamación temporal en la garganta debido a una infección, una vez que la infección se resuelva, la disfagia también puede desaparecer.

Además, en algunos casos, la rehabilitación y terapia adecuada pueden ayudar a mejorar la función de tragar y, eventualmente, hacer que la disfagia desaparezca. Esto puede incluir ejercicios para fortalecer los músculos de la garganta y mejorar la coordinación al tragar.

¿Qué consejos prácticos podemos seguir durante las comidas?

Dar pequeñas cantidades de alimentos, comer despacio, limpiar la cavidad bucal después de comer y mantener al paciente en posición incorporada son algunas recomendaciones clave para mejorar la experiencia alimentaria de las personas con disfagia.

¿Cómo podemos mantener una buena hidratación en caso de disfagia?

Es importante aportar líquidos espesos y ligeramente fríos a lo largo del día. Para adaptar la textura de los líquidos, se pueden utilizar espesantes, gelatinas, aguas gelificadas o bebidas de textura modificada, siguiendo las indicaciones de los profesionales de la salud.
2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado
Artículos relacionados:
Valora nuestro trabajo