Dieta de Okinawa

¿Alguna vez has oído hablar de la enigmática isla de Okinawa en Japón? Pues déjame decirte que no solo es famosa por su belleza natural y su cultura intrigante, sino también por algo que ha capturado la atención de los expertos en nutrición de todo el mundo: su dieta. Te cuento lo que debes saber.

Sigue leyendo.

Índice de contenidos

¿Qué es la dieta de Okinawa?

En Okinawa hay un montón de personas que llegan a los 100 años y aún así están en perfecto estado de salud. ¿No es impresionante? Pues resulta que la clave de esta longevidad está en su forma de comer.

La dieta de Okinawa se basa en una mezcla inteligente de alimentos saludables, comer poquito y hacer ejercicio. ¿Parece simple verdad? Veamos que es lo que comen los okinawenses.

Lo primero que debes saber es que en esta dieta se consume mucha variedad de vegetales, como algas marinas, sí, has oído bien, comen algas y les va de maravilla. También optan por proteínas ligeras como el pescado y el marisco, y reducen la cantidad de carne. Además, comen en pocas cantidades, no se llenan hasta reventar como nosotros a veces hacemos.

Pero lo más curioso es cómo cocinan su comida. Utilizan técnicas sencillas como el vapor y el wok, sin complicarse con frituras y salsas pesadas. Así se aseguran de que los nutrientes de los alimentos se mantengan intactos.

Pero la dieta de Okinawa no se trata solo de lo que comen, sino también de cómo lo viven. Estos okinawenses tienen un estilo de vida activo, hacen ejercicio regularmente y se mantienen en movimiento.

¿Por qué esta dieta es tan importante para la ciencia?

Seguramente te estarás preguntando por qué esta dieta es tan importante y por qué deberíamos prestarle atención. Pues resulta que los estudios han demostrado que los habitantes de Okinawa tienen tasas de cáncer, demencia y enfermedades cardiovasculares mucho más bajas que el resto del mundo.

¿Qué alimentos se come y cuáles no en la dieta de los okinawenses?

Empecemos por lo que sí se come:

  • 1. Batata: La reina indiscutible de la dieta de Okinawa. Esta deliciosa y nutritiva raíz es la principal fuente de calorías en la dieta de los okinawenses. ¡Olvídate del arroz, la batata es la nueva estrella!
  • 2. Algas: No, no estamos hablando de las algas que encuentras flotando en el mar. Los okinawenses son expertos en aprovechar las propiedades nutritivas de las algas y las incluyen en su dieta diaria. Prueba el sushi de algas y siente cómo tu cuerpo se llena de energía.
  • 3. Verduras de origen local: Los okinawenses saben que las verduras frescas son la clave para una salud de hierro. Verduras como el rábano daikon, la col, las zanahorias y la calabaza son los pilares de su alimentación.
  • 4. Cereales integrales: A diferencia de otros japoneses, los okinawenses no son fanáticos del arroz. Prefieren cereales integrales como el mijo, el trigo y el arroz integral.
  • 5. Tofu y miso: Los alimentos de soja son una parte importante de la dieta de Okinawa. El tofu y el miso son ricos en proteínas y nutrientes esenciales.

Alimentos que evitan:

  • 1. Grasas saturadas: Los okinawenses son conscientes de que las grasas saturadas no son sus aliadas. Evitan los alimentos grasos y prefieren opciones más saludables.
  • 2. Alimentos procesados: Los okinawenses saben que la comida rápida y los alimentos procesados no son buenos para su salud. Prefieren alimentos frescos y naturales, directamente de la tierra.
  • 3. Azúcar refinada: Los okinawenses no tienen tiempo para los dulces caprichos de la vida. Evitan el azúcar refinada y prefieren endulzar sus alimentos con opciones más saludables como la fruta.

Ejemplo de menú de un día en la dieta de Okinawa

Desayuno:

  • Tazón de arroz integral.
  • Sopa de miso.
  • Trozos de tofu con salsa de soja.
  • Ensalada de algas marinas.
  • Té de jazmín.

Almuerzo:

  • Sushi de salmón y aguacate.
  • Ensalada de col y rábano daikon con aderezo de sésamo.
  • Brotes de bambú salteados con verduras.
  • Tazón de sopa de miso.
  • Infusión de cúrcuma.

Merienda:

  • Fruta fresca de temporada (por ejemplo, melón amargo o zanahorias).
  • Un puñado de almendras.

Cena:

  • Filete de pescado blanco a la plancha.
  • Verduras al vapor (por ejemplo, calabaza y col).
  • Tazón de arroz integral.
  • Té de artemisa.

¿Ayuda realmente la dieta de Okinawa a la longevidad?

No podemos asegurar al cien por cien que la dieta de Okinawa sea la única responsable de su longevidad. Pero, sin duda, es un factor clave que no podemos pasar por alto.

¿Quiénes no deberían plantearse esta dieta alta en sodio?

Recuerden que esta dieta es conocida por su alto contenido de verduras, pero también por su falta de frutas, frutos secos, semillas y lácteos. Estos alimentos son esenciales para obtener fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, que son vitales para nuestra salud.

Así que si eres un fanático de los batidos de frutas o de los puñados de nueces, esta dieta puede no ser para ti.

IMPORTANTE:

El mayor obstáculo de la Dieta Okinawa es su alto contenido de sodio. Algunas versiones de esta dieta pueden llevarte a consumir hasta 3.200 mg de sodio en un solo día y si tienes problemas de presión arterial alta, colesterol, obesidad o retención de líquidos, ni se te pase por la cabeza.