Dieta de Estocolmo o Nórdica

¿Alguna vez has oído hablar de la dieta de Estocolmo o nórdica? Si no, prepárate porque estás a punto de descubrir un estilo de alimentación que está revolucionando el mundo de la nutrición. Esta dieta se basa en los principios de la cocina nórdica, donde la pureza, la frescura y la ética son la clave.

Índice de contenidos

¿Qué es la dieta de Estocolmo y por qué es avalada por la OMS?

La clave de la dieta de Estocolmo está en el equilibrio entre alimentos vegetales y animales. Es decir, se trata de priorizar la ingesta de alimentos de origen vegetal, como legumbres, granos enteros, avena, frutos secos, frutas y verduras.

También se incluyen proteínas de origen animal, como pescados grasos (como el salmón), mariscos, aves y lácteos bajos en grasas.

¿Y por qué la OMS la avala? Pues resulta que esta dieta aporta una serie de nutrientes y beneficios para nuestro organismo que son clave, especialmente para proteger nuestra salud cardiovascular. Estamos hablando de antioxidantes, polifenoles, omega 3, grasas poliinsaturadas, fibra, potasio y magnesio.

Características principales de la dieta de Estocolmo

Las características principales de esta dieta nórdica son las siguientes:

  • 1. Priorizar los alimentos de origen vegetal: en esta dieta, lo más importante es darle protagonismo a las frutas, verduras, legumbres y granos enteros. Estos alimentos son ricos en antioxidantes, fibra y nutrientes esenciales para nuestro organismo.
  • 2. Reducir el consumo de carnes: en la dieta de Estocolmo se recomienda disminuir la ingesta de carnes, especialmente las procesadas. En su lugar, se sugiere obtener proteínas de fuentes como pescados grasos, mariscos y carnes magras de producción local.
  • 3. Utilizar aceite de colza: ¡Este es el rey de los aceites en la dieta de Estocolmo! Se recomienda utilizarlo como principal grasa en la cocina, ya que es rico en ácidos grasos omega 3 y tiene beneficios para la salud cardiovascular.
  • 4. Evitar los ultraprocesados y procesados de mala calidad: en esta dieta, dejamos de lado los alimentos que vienen en paquetes y que están llenos de aditivos y grasas saturadas. Optamos por alimentos frescos y de calidad.
  • 5. Alimentos frescos y de temporada: para aprovechar al máximo los nutrientes, es recomendable escoger frutas y verduras de temporada. Además, esto nos permite variar nuestra alimentación y disfrutar de sabores diferentes durante todo el año.
  • 6. Incluir frutas y verduras en cada comida: ¡Esto es clave en la dieta de Estocolmo! Intenta que la mitad de tu plato esté ocupado por frutas y verduras en cada comida. Así, estarás obteniendo vitaminas, minerales y fibra de forma abundante.

Beneficios de seguir la dieta de Estocolmo

Los beneficios que nos aporta la dieta de Estocolmo nos aporta principalmente dos beneficios claros:

  • Nos ayuda a controlar nuestro peso gracias a su bajo contenido en azúcares y su alto contenido de fibra.
  • Nos protege de enfermedades cardiovasculares y nos ayuda a mantenernos saludables, al ser rica en antioxidantes.

Ejemplo de menú de un día en la dieta de Estocolmo

Si estás buscando una opción saludable y efectiva para perder peso y mantenerte saludable, la dieta de Estocolmo puede ser una excelente elección. Esta dieta, respaldada por la OMS, se basa en alimentos frescos y enteros, priorizando los vegetales y reduciendo el consumo de carnes.

Aquí te presento un ejemplo de menú para un día siguiendo esta dieta:

  • Desayuno:
    • Tazón de avena con frutos secos y una cucharada de aceite de colza.
    • Una porción de fruta fresca de temporada.
    • Té o café sin azúcar.
  • Media mañana:
    • Un puñado de nueces o almendras.
    • Una pieza de fruta.
  • Almuerzo:
    • Ensalada de legumbres con vegetales frescos y aceite de colza como aderezo.
    • Una porción de pescado a la plancha.
    • Una rebanada de pan integral.
    • Yogur bajo en grasas.
  • Merienda:
    • Un smoothie de frutas y verduras.
    • Un puñado de frutos secos.
  • Cena:
    • Pechuga de pollo a la parrilla con vegetales asados.
    • Una porción de quinoa o arroz integral.
    • Una ensalada verde con aceite de colza como aderezo.
  • Antes de dormir:
    • Una taza de té de hierbas sin azúcar.
    • Un puñado de frutos secos.

Dieta de Estocolmo VS Dieta Mediterránea

Bueno, ambas dietas tienen muchas similitudes. Ambos promueven el consumo de alimentos frescos, frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos y lácteos. También sugieren reducir el consumo de carne roja y priorizar los pescados y huevos.

La principal diferencia está en los aceites utilizados: la dieta mediterránea usa aceite de oliva, mientras que la dieta de Estocolmo usa aceite de colza.

Ahora bien, ¿Cuál es mejor? Pues déjame decirte que ambas son opciones saludables. Ambos patrones alimentarios tienen beneficios comprobados para la salud y pueden ayudarte a mantener un peso saludable. Al final del día, lo más importante es adaptar el patrón que mejor se ajuste a tus gustos y necesidades.