Dieta baja en grasas​

Seguro que has escuchado hablar sobre ella, pero ¿sabes exactamente en qué consiste y cuáles son sus ventajas y desventajas? No te preocupes, en este artículo te lo voy a explicar todo de manera clara y sencilla.
Isabel Jorquera
Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

Índice de contenidos

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

Visita nuestra TIENDA para más recursos

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

¿Qué es una dieta baja en grasas?

Diseno sin titulo 4

Una dieta baja en grasas es aquella en la que se reduce al mínimo el consumo de alimentos ricos en grasas, como las carnes grasas, los lácteos enteros, los aceites y las frituras. La idea detrás de esta dieta es favorecer la pérdida de peso y reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todas las grasas son malas, algunas son necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

¿Qué alimentos puedes comer y cuáles no en una dieta baja en grasas?

PermitidosNo Permitidos
Frutas frescasAlimentos fritos
VerdurasCarnes grasas (cerdo, cordero)
Pescado y mariscosLácteos enteros (leche, queso)
Carnes magras (pollo, pavo)Embutidos (salchichas, tocino)
HuevosSnacks y alimentos procesados
Frijoles y legumbresSalsas y aderezos altos en grasa
Cereales integralesPostres y dulces con alto contenido de grasa
Lácteos bajos en grasa (yogur, leche desnatada)Aceites y grasas (mantequilla, margarina)

Beneficios de una dieta baja en grasas

Una dieta baja en grasas puede ser una excelente opción para mejorar tu salud y alcanzar tus objetivos de peso. Aquí te presento algunos de los beneficios de seguir este tipo de alimentación:

Promueve la pérdida de peso: Al reducir la ingesta de grasas, es más probable que consumas menos calorías en general, lo que puede ayudarte a perder esos kilos de más.

Mejora la salud cardiovascular: Limitar las grasas saturadas y trans en tu dieta puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y disminuir los niveles de colesterol malo.

Aumenta la sensación de saciedad: Las grasas son más densas en calorías que otros nutrientes, por lo que al reducir su consumo, puedes comer más volumen de alimentos sin excederte en calorías.

Promueve una piel saludable: Algunas grasas saludables, como las presentes en el salmón y las nueces, son beneficiosas para la piel, ayudando a mantenerla hidratada y elástica.

Mejora la digestión: Las grasas pueden ser más difíciles de digerir, especialmente las grasas saturadas. Al reducir su consumo, puedes aliviar problemas digestivos como la hinchazón y el estreñimiento.

Promueve la absorción de vitaminas liposolubles: Algunas vitaminas, como la vitamina A, D, E y K, se disuelven en grasas y requieren su presencia para ser absorbidas adecuadamente por el cuerpo.

Menú de ejemplo para dieta baja en grasas

DesayunoAlmuerzoCena
1 taza de yogur bajo en grasa con frutas frescasEnsalada de pollo a la parrilla con verduras mixtas y aderezo bajo en grasaSalmón al horno con espárragos y arroz integral
1 rebanada de pan integral con mermelada sin azúcarFilete de pavo a la plancha con puré de papas sin mantequillaEnsalada de quinoa con vegetales y vinagreta baja en grasa
1 taza de jugo de naranja naturalWrap de pollo a la parrilla con tortilla integral y verduras frescasFilete de ternera a la parrilla con brócoli al vapor

Consejos y recomendaciones para seguir una dieta baja en grasas

Si estás buscando perder peso y mejorar tu salud, una dieta baja en grasas puede ser tu mejor aliada. Aquí te dejo algunos consejos y recomendaciones para que puedas llevarla a cabo de forma efectiva:

Lee las etiquetas de los alimentos: Antes de comprar cualquier producto, asegúrate de revisar las etiquetas de nutrición. Busca aquellos alimentos que tengan 0 gramos de grasa. Así evitarás consumir grasas innecesarias.

Elige alimentos naturales: Opta por alimentos frescos y naturales en lugar de los procesados. Estos suelen tener menos grasas añadidas y son más saludables en general. Además, los alimentos naturales suelen ser ricos en fibra, lo cual es beneficioso para tu sistema digestivo.

Evita el uso de grasas para cocinar: En una dieta baja en grasas, es importante limitar el consumo de aceites y grasas para cocinar. Intenta utilizar métodos de cocción más saludables como el horneado, la parrilla o el vapor. Así reducirás la cantidad de grasas que ingieres.

Consume grasas saludables en moderación: Si bien es importante reducir la ingesta de grasas, hay algunas grasas saludables que tu cuerpo necesita. Estas incluyen las grasas presentes en el aguacate, los frutos secos, el aceite de oliva y el salmón. Estas grasas son beneficiosas para tu organismo, pero recuerda consumirlas con moderación.

Consulta con un profesional: Si tienes dudas o necesitas más información sobre cómo llevar una dieta baja en grasas, no dudes en acudir a un nutricionista o dietista. Ellos podrán ofrecerte una guía personalizada y asegurarse de que estás obteniendo todos los nutrientes necesarios.

No te obsesiones con las grasas: Si bien es importante reducir la ingesta de grasas, no te obsesiones con ellas. Recuerda que una dieta equilibrada también incluye otros nutrientes como carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales. No elimines por completo las grasas de tu dieta, simplemente reduce su consumo y elige las opciones más saludables.

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado
Artículos relacionados:
Valora nuestro trabajo