Dieta antiestrogénica

Una dieta estrogénica consiste en consumir alimentos que apoyen la producción equilibrada de estrógenos, ayuden a eliminar residuos hormonales tóxicos a través del hígado y el intestino, y modulen la acción de los estrógenos en los tejidos.

Algunos alimentos recomendados en una dieta estrogénica son aquellos ricos en fibra, como frutas, verduras y cereales integrales, así como alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como el pescado azul.

Isabel Jorquera
Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

Índice de contenidos

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

Visita nuestra TIENDA para más recursos

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

La enzima aromatasa: clave en la producción de estrógenos

La enzima aromatasa se encarga de transformar hormonas sexuales masculinas, llamadas andrógenos, en estrógenos, las hormonas femeninas por excelencia.

Sin ella, las mujeres no podrían generar la cantidad necesaria de estrógenos para mantener su equilibrio hormonal. Esta enzima se concentra en los tejidos que necesitan estrógenos, como el útero o los senos.

Alimentos que regulan la aromatasa y reducen los niveles de estrógenos

Hay ciertos alimentos que ayudan a regular la aromatasa, reduciendo así los niveles de estrógenos como:

  • Las infusiones de regaliz, pasiflora, canela de Ceylan y té verde: Estas hierbas ayudan a frenar la actividad de la aromatasa, lo que significa menos estrógenos en circulación.
  • Los champiñones: Consumirlos varias veces a la semana puede disminuir el riesgo de cáncer de mama, ya que contienen sustancias que desactivan la aromatasa.
  • Las semillas de sésamo, lino y chía son ricas en lignanos, un tipo de fitoestrógenos que también reducen la actividad de la aromatasa y además el lino y la chía son una excelente fuente de omega-3, que tiene propiedades antiinflamatorias.
  • El cacao puro por sus propiedades antioxidantes.
  • Los frutos rojos, como arándanos, moras, frambuesas y granadas.
  • Las coles, como el brócoli y la col rizada.

Alimentos a evitar en una dieta antiestrogénica

Es recomendable limitar el consumo de productos lácteos enteros, ya que contienen altos niveles de estrógeno y pueden desequilibrar la producción hormonal.

También es conveniente reducir la ingesta de carnes rojas y procesadas, ya que su contenido en hormonas artificiales puede afectar la regulación natural de estrógenos en el cuerpo.

Asimismo, es aconsejable evitar el consumo excesivo de alcohol, ya que puede interferir con la metabolización de estrógenos en el hígado y aumentar los niveles en el organismo.

Por otro lado, es importante reducir el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, como frituras y comidas procesadas, ya que pueden contribuir a un desequilibrio hormonal.

Elementos clave de una dieta antiestrogénica efectiva

Una dieta antiestrogénica efectiva es aquella que cumple con las siguientes reglas:

1. Regulación de la grasa corporal: Evitar el sobrepeso mediante una alimentación saludable es crucial. Alimentos como el tomate y los omega-3 pueden aumentar la producción de adiponectina, una hormona que regula el metabolismo de las grasas.

2. Inhibidores naturales de la aromatasa: Consumir alimentos que integren inhibidores naturales de la aromatasa, como polifenoles tipo resveratrol, luteoprinas, protoantocianinas y flavonoides, puede ayudar a regular la enzima aromatasa, la cual se concentra en los tejidos que necesitan estrógenos.

3. Cuidado del hígado: Ayudar al hígado a eliminar residuos hormonales tóxicos es esencial. Una dieta rica en antioxidantes y fibra puede favorecer la desintoxicación del organismo.

4. Modulación hormonal: Promover una producción equilibrada de estrógenos y modular su acción en los tejidos es clave. Incluir alimentos que apoyen esta modulación, como la soja con moderación, puede ser beneficioso.

5. Cuidado de las bacterias intestinales: Las bacterias intestinales juegan un papel importante en la salud hormonal. Consumir alimentos probióticos y prebióticos puede favorecer un equilibrio en la microbiota intestinal y contribuir a una adecuada regulación hormonal.

Beneficios de una dieta antiestrogénica para la salud hormonal

Algunos beneficios de seguir este tipo de alimentación son:

1. Regulación de los niveles de estrógenos: Al consumir alimentos que actúan como inhibidores naturales de la aromatasa, como el resveratrol y los flavonoides, puedes ayudar a equilibrar tus niveles de estrógenos en el cuerpo.

2. Reducción del hiperestrogenismo: El exceso de estrógenos puede causar síntomas como fatiga, cambios de humor y problemas de piel. Una dieta antiestrogénica puede contribuir a combatir el hiperestrogenismo y sus efectos negativos.

3. Mejora de la salud del hígado e intestino: Al cuidar tu hígado y favorecer la eliminación de residuos hormonales tóxicos a través de una alimentación adecuada, estás promoviendo la salud de tus órganos y facilitando el proceso de desintoxicación hormonal.

4. Mantenimiento de un peso saludable: Al regular la grasa corporal a través de una alimentación balanceada, estás contribuyendo a mantener un peso saludable y a mejorar tu metabolismo de las grasas.

Preguntas frecuentes

¿Qué pasa si una mujer tiene exceso de estrógenos?

El exceso de estrógenos puede causar síntomas como el síndrome premenstrual, ovarios poliquísticos, y problemas con la regulación del peso y la líbido. Además, también puede afectar al estado de ánimo, la insulina y acelerar el proceso de envejecimiento.
2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado
Artículos relacionados:
Valora nuestro trabajo