Diabetes

La diabetes es una enfermedad que se produce cuando el nivel de glucosa en sangre, también conocido como azúcar en sangre, es demasiado alto. Con el tiempo, tener demasiada glucosa en la sangre puede provocar otros problemas de salud como enfermedades cardíacas, daño nervioso, problemas oculares y enfermedad renal.

En pocas palabras, tu cuerpo no produce suficiente insulina o no puede utilizarla tan bien como debería.

Isabel Jorquera
Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

Índice de contenidos

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

Visita nuestra TIENDA para más recursos

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Tipos de diabetes

Existen varios tipos de diabetes que afectan a millones de personas en todo el mundo. Aquí tienes una descripción rápida de los principales tipos:

1. Diabetes tipo 1: Este tipo de diabetes generalmente se diagnostica en niños y adultos jóvenes. Es una condición autoinmune en la que el cuerpo no produce insulina, la hormona que regula el azúcar en la sangre. Las personas con diabetes tipo 1 necesitan inyecciones diarias de insulina para sobrevivir.

2. Diabetes tipo 2: Es el tipo más común de diabetes y suele desarrollarse en adultos, aunque también puede afectar a niños y adolescentes. En la diabetes tipo 2, el cuerpo no utiliza la insulina de manera efectiva, lo que lleva a un aumento de azúcar en la sangre. El control del peso, la alimentación saludable y el ejercicio son fundamentales para el manejo de la diabetes tipo 2.

3. Diabetes gestacional: Se presenta durante el embarazo y generalmente desaparece después del parto. Aunque temporal, la diabetes gestacional requiere atención especial para garantizar la salud de la madre y el bebé.

4. Otros tipos de diabetes: Existen formas menos comunes de diabetes, como la diabetes monogénica y la diabetes secundaria a otras condiciones médicas. Estas variantes requieren un enfoque específico para su manejo adecuado.

Causas

Las causas de la diabetes pueden ser variadas, pero básicamente se reduce a dos cosas:

1. Tipo 1: En este caso, tu cuerpo no produce suficiente insulina. Se cree que es una combinación de factores genéticos y ambientales lo que desencadena esta falta de producción de insulina.

2. Tipo 2: En este tipo, tu cuerpo no puede usar la insulina de manera efectiva. A menudo está relacionado con la obesidad y la falta de actividad física. Con el tiempo, el cuerpo se vuelve resistente a la insulina y no puede controlar adecuadamente los niveles de azúcar en sangre.

Síntomas

Los síntomas de la diabetes pueden variar, pero aquí hay algunos signos comunes a tener en cuenta:

1. Orinar frecuentemente: Si sientes que vas al baño con más frecuencia de lo normal, especialmente durante la noche, podría ser un signo de diabetes.

2. Sed excesiva: Si tienes sed todo el tiempo y sientes que nunca puedes saciarla, este podría ser otro síntoma de diabetes.

3. Fatiga: Sentirte constantemente cansado, incluso después de descansar lo suficiente, es un síntoma común de la diabetes.

4. Pérdida de peso inexplicada: Si estás perdiendo peso sin intentarlo, esto podría ser un indicio de diabetes.

5. Visión borrosa: Experimentar visión borrosa o problemas para enfocar correctamente puede ser un síntoma de diabetes.

Diagnóstico

El diagnóstico de la diabetes es fundamental para poder tomar medidas preventivas y de manejo adecuadas. Algunas de las pruebas a la que se someten los pacientes son:

1. Pruebas de glucosa en sangre: Una de las formas más comunes de diagnosticar la diabetes es a través de pruebas de glucosa en sangre. Si tus niveles de glucosa en sangre están consistentemente altos, es posible que tengas diabetes.

2. Prueba de hemoglobina A1c: Esta prueba proporciona una imagen más amplia de tus niveles de glucosa en sangre a lo largo del tiempo. Un nivel de hemoglobina A1c por encima del 6.5% puede indicar diabetes.

3. Prueba de tolerancia a la glucosa oral: En esta prueba, se mide tu nivel de glucosa en ayunas y luego se te administra una solución de glucosa para ver cómo tu cuerpo la procesa. Resultados anormales pueden ser indicativos de diabetes.

Tratamiento

El tratamiento de la diabetes implica una combinación de nutrición, actividad física y medicamentos para controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Para las personas con diabetes tipo 2, es fundamental realizar cambios en el estilo de vida, como perder peso a través del ejercicio y una alimentación adecuada. Incluso, en algunos casos, la cirugía para bajar de peso puede ser beneficiosa.

Por otro lado, la diabetes tipo 1 no tiene cura, excepto en casos excepcionales como el trasplante de páncreas o de células insulares.

Mantener un control estricto del azúcar en la sangre, el colesterol y la presión arterial es clave para reducir el riesgo de complicaciones a largo plazo, como enfermedad renal, ocular, del sistema nervioso y ataques cardíacos. Además, es importante recibir educación y apoyo adecuado para aprender a manejar la diabetes de manera efectiva.

En términos de prevención, mantener un peso corporal saludable y llevar un estilo de vida activo puede ayudar a prevenir o retrasar el inicio de la diabetes tipo 2. Incluso perder tan solo un 5% de peso corporal puede disminuir significativamente el riesgo.

2 14
Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado
Artículos relacionados:
Valora nuestro trabajo