Cómo mentalizarse para hacer dieta​

Mentalizarse para hacer dieta es fundamental si queremos tener éxito en nuestro objetivo de perder peso y sentirnos más saludables. Sigue leyendo que te voy a contar unos cuantos trucos.
Isabel Jorquera

Isabel Jorquera

Nutricionista online de la plataforma

Índice de contenidos

nutricionista online - descarga dossiers

20% DESCUENTO EN ONLINE

Suscríbete a nuestra newsletter y obtén de inmediado un 20% de descuento en tu primera consulta con nuestra nutricionista online

Entra en nuestra newsletter y descarga el Pack de Bienvenida

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga nuestra selección de recursos grauitos (guías de pérdida de grasa, productos recomendados…)

La influencia de la psicología en la alimentación

La conexión entre la mente y la comida es más fuerte de lo que pensamos. Nuestros hábitos alimenticios están influenciados por nuestras emociones, nuestras creencias y nuestras experiencias pasadas. A veces, comemos no solo para satisfacer nuestro hambre físico, sino también para llenar un vacío emocional o para lidiar con el estrés.

La psicología tiene un papel importante en cómo nos alimentamos. Nuestros patrones de alimentación están arraigados en nuestra psicología y en nuestras creencias sobre la comida. Por ejemplo, si creemos que ciertos alimentos son «malos» o «prohibidos», es más probable que los deseemos y los consumamos en exceso cuando nos damos permiso.

Brian Wansink: Un experto en la relación entre psicología y alimentación

Quizá no lo conoces pero, Brian Wansink, ha contribuido muchísimo en el mundo de la psicología y la alimentación. Este hombre, proveniente de la Universidad de Cornell, ha sido reclutado por la Casa Blanca para elaborar las guías nutricionales en Estados Unidos.

Wansink ha dedicado su vida a estudiar cómo nuestros hábitos y entorno influyen en nuestra alimentación y, en consecuencia, en nuestra forma física. Él nos dice que no es solo una cuestión de apetito desmesurado, sino que muchas veces somos influenciados por nuestra familia y amigos. Además, la industria alimentaria nos bombardea con publicidad engañosa y raciones descomunales.

Sus contribuciones a la comprensión de los procesos de transformación corporal

Wansink nos enseña que nuestros sentidos juegan un papel clave en nuestra alimentación. Si queremos perder peso, debemos sacar de nuestra vista aquellos alimentos tentadores, como los ricos en grasa y azúcares.

La cultura y los hábitos como aliados de la obesidad

En el mundo actual, la obesidad se ha convertido en una preocupación creciente. Y no es de extrañar, considerando la influencia que nuestra cultura y nuestros hábitos tienen en nuestro peso y salud.

El entorno familiar y social juega un papel crucial en el desarrollo del sobrepeso y la obesidad. Muchas veces, no comemos en exceso debido a un apetito desmesurado, sino porque las personas que nos rodean nos incitan a hacerlo. Ya sea en reuniones familiares o salidas con amigos, la presión social para comer en exceso puede ser abrumadora.

Pero también debemos tener en cuenta la influencia de la mercadotecnia de la alimentación. La industria alimentaria ha pervertido nuestra concepción de la comida, presentándonos productos en tamaños exagerados, con envases llamativos y etiquetas engañosas. Nos bombardean constantemente con anuncios que nos incitan a consumir alimentos poco saludables, ricos en grasas saturadas y azúcares.

Trucos psicológicos para adelgazar propuestos por Wansink

Si estás buscando adelgazar de manera efectiva, no solo necesitas cambiar tus hábitos alimenticios y hacer ejercicio, también es importante tener en cuenta la psicología detrás de la pérdida de peso. El renombrado experto en comportamiento alimentario, Brian Wansink, ha propuesto una serie de trucos psicológicos que te ayudarán a alcanzar tus objetivos. ¡Toma nota y ponlos en práctica!

1. Eliminar los alimentos tentadores de la vista

Si tienes alimentos poco saludables al alcance de la mano, será mucho más difícil resistir la tentación. Por eso, es fundamental que ocultes de tu vista aquellos alimentos que no quieras comer. En cambio, mantén a la vista frutas frescas y alimentos saludables que te animen a hacer elecciones más conscientes.

2. Gradualmente incorporar la práctica de ejercicio físico

El ejercicio tiene un papel fundamental en la pérdida de peso, ya que te ayuda a quemar calorías y a tonificar tu cuerpo. Sin embargo, no es necesario que te lances a hacer ejercicio intenso de forma repentina. Lo ideal es que te habitúes a practicar deporte poco a poco, de manera gradual. Así, evitarás lesiones y podrás mantener una rutina constante a largo plazo.

3. Utilizar platos y utensilios más pequeños

Parece algo insignificante, pero el tamaño de los platos y utensilios que utilizas puede influir en la cantidad de comida que consumes. Al utilizar platos más pequeños, tendrás la sensación de que estás comiendo más, aunque en realidad estés reduciendo las porciones. Este truco te ayudará a controlar mejor tu apetito.

4. Utilizar platos de colores contrastantes para reducir las porciones

Otro truco interesante propuesto por Wansink es utilizar platos de colores contrastantes. ¿Por qué? Porque estudios han demostrado que cuando el color de la comida contrasta con el plato, tendemos a servirnos porciones más pequeñas. Así que elige platos de colores llamativos para reducir la cantidad de comida que consumes sin darte cuenta.

5. Comer en lugares tranquilos y sin distracciones

¿Sabías que comer en lugares tranquilos y sin distracciones puede influir en la cantidad de comida que ingieres? Cuando estás distraído, es más probable que comas de forma automática y sin prestar atención a las señales de saciedad de tu cuerpo. Por eso, es recomendable que te tomes el tiempo para disfrutar de tus comidas en un ambiente tranquilo y sin distracciones.

6. Aprender a escuchar las señales de hambre y saciedad del organismo

Muchas veces comemos simplemente porque tenemos comida frente a nosotros, sin prestar atención a las señales de nuestro cuerpo. Es importante aprender a escuchar esas señales y comer solo cuando realmente tenemos hambre. Del mismo modo, debemos aprender a reconocer la sensación de saciedad y dejar de comer cuando nuestro cuerpo nos indica que ya es suficiente.

7. No poner demasiados ingredientes en el mismo plato

Pon en práctica la regla de oro de Wansink: solo pon dos ingredientes a la vez en el mismo plato. Cuando mezclamos muchos ingredientes, tendemos a percibir la comida como un goce y es más difícil controlar el apetito. No se trata de odiar la comida, sino de mantener la sobriedad en la mesa para controlar mejor las porciones y lograr adelgazar.

 8. Entender que perder peso es un proceso lento y constante

Es importante tener en cuenta que perder peso no es un proceso rápido ni milagroso. Las dietas drásticas que prometen resultados rápidos suelen ser temporales y poco saludables. En cambio, debemos entender que adelgazar es un proceso lento y constante. Establece metas realistas y mantén una actitud positiva a lo largo del camino.

Dieta online personalizada por un dietista - nutricionista titulado

En nutricionista.io pasamos consulta en 8 ciudades españolas... Ahora también online

Puedes reservar tu videollamada con nuestra nutricionista Isabel Jorquera en el siguiente botón:

Si vives en cualquiera de las siguientes ciudades también puedes concertar una cita presencial:

Artículos relacionados